Recorra montañas, ríos y valles donde el hombre y la naturaleza operaron en armonía para ofrecer espacios naturales y humanizados de belleza impar. ¡Desconecte de todo y salga a la descubierta de la Ruta del Agua y de la Piedra de las Montanhas Mágicas!

La Ruta del Agua y de la Piedra (RAP) es una ruta de turismo de naturaleza que se diferencia por valorizar elementos del patrimonio natural y cultural, relacionados con el agua y la piedra.

Cascadas, ríos, grabados prehistórico, turbas, antiguas minas, dólmenes, fragas, fósiles, fenómenos geológicos, valles y librerías quartzíticas son algunos de los motivos para descubrir un territorio de paisajes deslumbrantes, con valles y sierras esculpidos por millones de años de erosión.

El hombre y la naturaleza operaron en armonía por aquí, con aldeas, terrazas y levadas moldeando el paisaje, transformando el territorio Montanhas Mágicas® en uno de los más bellos de Portugal, con una biodiversidad excepcional, reflejada en la extensa área de Rede Natura que aquí fue designada por Europa.


En la Ruta del Agua y de la Piedra, la descubierta del territorio se hace a través de una especie de red de metro, con paradas constituidas por lugares a visitar, en la inmensidad de las serranías comprendidas entre el Duero y el Vouga.

Las líneas son los elementos naturales que aquí imperan, alternando entre ríos y sierras. De sur a norte las líneas se suceden, constituyendo en la totalidad 114 puntos de visita obligatoria, algunos incluso al borde de la carretera, otros de acceso un poco más difícil, pero todos mereciendo una visita.