¡Son las montañas que nos definen como destino turístico. Conozca las características del relieve en el origen de las Montanhas Mágicas!

El relieve del territorio es predominantemente montañoso, constituido por dos grandes macizos: el macizo de la Gralheira, en el cual se incluyen las sierras de Freita, Arada y Arestal; y el macizo de Montemuro, dominado por la sierra de Montemuro, la octava mayor elevación de Portugal Continental y la tercera mayor al sur del río Duero. 
Morfológicamente, esta área está situada en el sector centro-norte del terreno montañoso llamado de Montañas Occidentales del Centro-Norte de Portugal (sierra de Montemuro y Macizo de la Gralheira), y al sur, la Sierra de Caramulo. La altitud media es de 600 metros, y llega a los 1.381 metros en la sierra de Montemuro (Pico del Talegre) y a los 20 metros en los valles de los ríos Duero y Vouga. 
Dominado por una extensa mancha natural, posee zonas de alta densidad forestal, que contrastan con algunas tierras altas y la formación de numerosos valles de baja altitud, entre los cuales se destacan, por su dimensión e importancia, los valles del Duero, Vouga, Paiva y Bestança.